" ESPAÑA ENTRE LA CIZAÑA, LA CICUTA Y LA MECHA POR ENCENDER "


Siempre me ocurre lo mismo cuando me pongo delante del ordenador : Abro la pagina de WordPad, señalo el grosor de la letra y me quedo durante un rato mirando la rayita intermitente que señala el camino.. Durante unos instantes permanezco inmóvil y lejano frente a la pagina en blanco hasta que comienzan a surgir las palabras. Después ya corresponde a uno mismo interpretarlas y unirlas para que cojan sentido y expresen públicamente lo que tenias en tu cabeza, en tu corazón o en tus bilis. Recuerdo que hace unos años me sentaba y escribía toda la noche. Publicaba dos o tres post de diferentes cuestiones sociales o cosas que pasaban por mi lado mientras hacia otra cosa. Ahora me siento y en mas de una ocasión apago el ordenador porque me doy cuenta que no soy capaz de llenar la hoja en blanco que tengo como siempre frente a mis ojos. Y confieso que nos es porque no haya nada de que hablar, es porque intuyo que a estas alturas esta casi todo dicho. La corrupción, la crisis social y el estado lamentable en el que se encuentra el mundo se ha acentuado desde hace al menos dos décadas. No solo nos ha castigado físicamente, también mentalmente. Veo mas agresividad en el ambiente y mucho hartazgo. Noto como si la gente ya no tuviera nada que perder, después de perderlo todo al menos aparentemente. Por otro lado sin embargo me alegro de que mucha otra siga creyendo que otro mundo y otra sociedad es posible. Entre estos últimos me encuentro. Era de esos tipos que creía hasta hace muy poquito que ese mundo era posible y me implicaba por encima incluso de mi mismo. Ahora no, ahora soy un descreído en lo global. Sin embargo creo que estoy haciendo un buen trabajo en mi revolución personal. Esa en la que sigo creyendo a ojos cerrados : Mi entorno mas próximo. En esta lucha he tenido las mayores victorias. Pero no todas han sido fáciles, porque no es sencillo tratar de forjar un mundo paralelo. La propia actualidad apenas te deja tomar aliento.




Ahora mismo están ocurriendo cosas en España tremendamente inquietantes. He visto con mis propios ojos la ira, la rabia, la impotencia y la maldad en personas convencionales que viven en una misma región, ciudad o país revindicando caminar solos. He vuelto a ver las dos Españas de las que tanto han hablado los poetas que la sufrieron y la que por mi edad he vivido. He sentido una enorme pena y una gran desilusión porque no me lo esperaba. Pero sobre todo he sentido miedo. Tengo la impresión de que hemos caído en la trampa todos y que manos misteriosas e intereses diversos están provocando el enfrentamiento civil. Lo peor es que lo están consiguiendo y en esa guerra ni voy a estar ni tampoco voy a participar eso lo tengo mas que claro, impoluto diría. Parte de estas manos misteriosas se encuentran en los medios de comunicación. Ellos están siendo la cizaña la cicuta y la mecha incendiaria. Las grandes corporaciones de la información copan radios, periódicos, revistas, y televisiones con un ejercito de hombres y mujeres dispuestos a disparar a quemarropa a todo aquel que interese ametrallar. Todos dicen tener bandera, patria y seguidores y en manos de ellos esta nuestro horizonte y nuestro abismo. Como señalaba antes, hemos caído en la trampa. A veces me pregunto como teniendo mas cultura, algo mas de sabiduría y sobre todo mas medios con los que informarnos y comunicarnos, les hemos dejado que nos manipulen de esta manera tan descarada y deleznable. Estos últimos veinte años no hemos hecho otra cosa que escuchar casos de corrupción en la vida publica, la privada pero sobre todo en el ámbito de la política, llegando incluso a las mas altas estancias del estado como La Corona. Pero es que ademas después también hemos tenido que tragarnos día si día también en que y como se lo han gastado. O hemos asistido impertérritos a verlos reírse a la cara de la gente sin el mas mínimo pudor o vergüenza. Esta manera de gobernar basada en el saqueo a través de los escaños ha sido aplicada por el bipartito siempre hasta que llegaron los nuevos partidos. Ahora poco se puede hacer, la metástasis esta impregnada como una lapa. Aunque a decir verdad la cosa ha cambiado, tendrá que pasar un tiempo para notemos los resultados. España tiene una Constitución ya obsoleta que hay que cambiar con urgencia a los nuevos tiempos en los que estamos y en los que se avecinan. Tiene también mas de nueve millones de ciudadanos que votan una y otra vez - hagan lo que hagan - al partido en el gobierno. Y España tiene también un montón de partidos de izquierda que no se hablan entre ellos o se miran con recelo. Tres problemas y un panorama que nos vienen acompañando desde siempre y que parece va para largo.




Así las cosas y tal como están ocurriendo los acontecimientos creo que vamos por el camino equivocado. Lo peor de todo es que también hemos perdido la confianza en el adversario político. Es la primera vez en mi vida que siento vacío y falta de interés por implicarme en las cosas que me parecen justas. Veo con estupor todas las situaciones esperpenticas a las que estamos asistiendo y no siento empatia ninguna.Reconozco que la situación es muy grave y tal vez algo tarde para tratar de pararla solo con palabras.